¿Qué es un reloj solar?

A lo largo de los años, la industria relojera en todo el mundo ha evolucionado notablemente, tanto en el uso de materiales más resistentes y ligeros, como en el desarrollo de movimientos más precisos y eficientes.

Entre los diferentes tipos de mecanismos o movimientos que actualmente ofrece Junghans, se encuentran mecánicos, automáticos, cuarzos, cuarzos solares y cuarzos radiocontrolados. Sin duda, se trata de una oferta versátil, que muestra el resultado de la investigación y desarrollo de las últimas décadas.

Los relojes con mecanismos solares funcionan con la luz del sol y con la luz artificial, aunque cabe destacar que utilizan una batería. La diferencia con un cuarzo tradicional, es que el reloj en la carátula cuenta con fotoceldas que absorben la luz y la transforman en energía, otorgándole al reloj una durabilidad extrema en lo que a batería se refiere. Así como un cuarzo puede nunca parar de caminar al estar guardado (hasta que se agote la batería), un reloj solar tiene una autonomía de aproximadamente 8-10 meses gracias a la luz. Posteriormente, se puede recargar nuevamente para continuar funcionando sin la necesidad de un cambio de batería. Sin duda, se trata de una tecnología avanzada que se puede encontrar en marcas de relojes de lujo y de alto desempeño.

1972 Solar Chronoscope

El cronometrador oficial de los Juegos Olímpicos de Munich 1972 fue Junghans. Sin duda, un orgullo y una gran forma de exposure para la casa relojera alemana, que en aquella época gozaba ya de un prestigio notable en la industria relojera europea. Actualmente, La colección 1972 Chronoscope rinde tributo y homenaje a las memorias de aquellos juegos olímpicos, en los que se marcó una nueva etapa de la cronometría en el deporte. Además de la gran historia que antecede a ésta colección, el estilo y look de la década de los setenta está presente en cada detalle estético y funcional de esta línea de relojes deportivos con estilo vintage.

Junghans 1972 Solar Chronoscope

En gustos se rompen géneros

La relojería ha visto grandes cambios en los últimos años. Así como los movimientos de cuarzo tomaron una gran fuerza en los setenta, en la llamada “Crisis del cuarzo”, los relojes automáticos y mecánicos han vuelto a ser protagonistas gracias a la mística que envuelve la maquinaria de un reloj que funciona solamente con el movimiento de la muñeca. En realidad, no podemos emitir juicios de valor en cuanto a qué mecanismo o tipo de movimiento es mejor, simplemente es un factor que obedece al desempeño buscado en cada reloj y al gusto de la persona que lo va a utilizar. Si lo que el usuario busca es precisión máxima, es posible que un cuarzo o un reloj radiocontrolado sea una mejor opción que uno mecánico, sin embargo, una persona purista y apasionada de la relojería, puede sentirse más atraída a un reloj mecánico. ¿A ti cuál te gusta más? ¡Te invitamos a conversar con nosotros, a través de nuestras redes sociales!

Opinión: Relojería fina, ¿un accesorio o una joya?

Debemos tener claro que los accesorios de día, no siempre quedan bien en una gala de noche. El reloj es un accesorio muy importante para la moda, pero antiguamente usarlo en una fiesta de gala se consideraba de mal gusto. Esta regla se aplicaba de igual modo para hombres y mujeres.


Hasta hace unas décadas se seguía usando esta regla, pero eso ha cambiado. Los relojes son verdaderas joyas que se pueden usar para asistir a cualquier evento.

Premiación Diseño de Relojes Universidad CENTRO

Para Junghans, la marca del reloj alemán, el esmero, la competencia artesanal y una sensibilidad especial para el diseño durante el proceso de creación es parte de lo que nos caracteriza y es que no hay manera de ser mejores cada vez en lo que hacemos si no somos ejemplo del impulso a la industria en la que formamos parte”

Con estas palabras la directora general de Junghans México inició la premiación del proyecto Diseño de Relojes Universidad CENTRO – Junghans, que se llevó a cabo el día 28 de febrero.

Nos enorgullece mucho haber formado parte de este proyecto donde 15 talentosos jóvenes promesas del diseño, se inspiraron en nuestra marca para crear piezas funcionales a escala 1 a 1, basadas en el reloj alemán, cuyo historia y aportación al diseño es de alta relevancia. Dando seguimiento a los procesos de los jóvenes participantes.

A cargo de Ashbi Solano coordinadora de la carrera de diseño industrial de la universidad CENTRO, se presentaron uno a uno los diseños, siendo el reloj bajo el concepto: redefinición de la elegancia del alumno Héctor Martínez Flores, el primer lugar.

Proyecto diseño de relojes centro – Junghans

El reloj en tiempos postmillenials

El proyecto tuvo como finalidad diseñar un reloj de uso personal en el marco de la clase de Diseño V de 7mo semestre de la licenciatura en Diseño Industrial en CENTRO bajo la tutoría de la diseñadora industrial senior y profesora Ashby Solano Rodríguez.

Es de carácter conceptual y experimental, no lucrativo ni comercializable. La mancuerna generada con la marca tiene única y exclusivamente fines académicos y de difusión.

Cada alumno ideó, diseñó y creó un reloj de uso personal 100% original y que se acote al tema principal definido entre la profesora y la marca.

El 1er lugar será premiado con un reloj marca Junghans que la marca concederá.

¿Cómo saber si mi reloj es resistente al agua?

Desde el primer momento en el que se lea en que este dispositivo dispone de una etiqueta WaterResist o Waterproof, debe quedar totalmente claro que se trata de un equipo que ya ha sido probado en cuanto a su resistencia al agua.

Ahora bien, en torno a lo anterior, es importante resaltar que de acuerdo con las características del reloj hay ciertos niveles de subdivisiones y por lo tanto no todos los relojes se encuentran en la misma condición para aguantar una misma presión bajo el agua.

Ten en cuenta que estos relojes son probados por un lapso de 30 minutos a una distancia de 1 m. En otras palabras, cuanto más profundo se encuentre el reloj en el agua, mayores son las probabilidades que se pueda llegar a dañar, así que lo más conveniente es no tentar a la suerte.

A continuación se presenta un listado en donde se clarifican algunas de las representaciones o significados de este tipo de información que se encuentra en los equipos con esta clase de etiquetas:

  • WR 30 m / 3 atm: Está pensado para soportar salpicaduras accidentales, agua y sudor.
  • WR 50 m / 5 atm: en este caso es posible ducharse con el reloj, pero no se le puede someter a profundidad.
  • WR 100 m / 10 atm: puede ser usado para buceo a una profundidad pequeña y sin una bombona de oxígeno.
  • WR 200 m / 20 atm: Se puede usar para buceo profesional con bombona de oxígeno.

¿Relojes de cuarzo o automáticos?

Estos dos términos tienen que ver con el elemento de fuerza que ejerce el reloj sobre las manecillas del reloj.

Por un lado, los relojes mecánicos utilizan la energía cinética, que es la que requiere una pieza para moverse, mientras que los relojes de cuarzo funcionan a partir de la batería o pila.

Si bien es cierto que los relojes mecánicos pueden pasar de generación en generación, requieren unos cuidados más exhaustivos, por lo que suelen necesitar la revisión de un especialista cada cinco años aproximadamente.


La mano de obra para este reglaje debe ser profesional para asegurar su rendimiento y los componentes para los repuestos son de alta calidad. Esta combinación supone que el mantenimiento eleve los costes.

La diferencia de los relojes de cuarzo es que son mucho más pragmáticos, y en el momento en que su rendimiento comienza a decaer, no hay más que cambiar la fuente de energía, es decir, la pila, y volverán a ser tan precisos como el primer día. Eso sí, los relojes de cuarzo no están exentos de revisiones o reparaciones, ya que también se cuidan menos y se exponen a situaciones de mayor riesgo, como es sumergirlos bajo el agua. Eso supone que se abran y manipulen en centros especializados para que el posterior sellado sea perfecto.


El principal hándicap de los relojes automáticos es que su tecnología es inferior, poco acorde con los tiempos que corren, nunca mejor dicho.
Normalmente, estética aparte, cuando compras un reloj lo haces porque quieres que te marque la hora correcta, y los relojes mecánicos son de inferior precisión que los de cuarzo en este sentido.

Pero los relojes automáticos también su atractivo, ya que recuerdan al genuino arte de los maestros relojeros. Por esto, los aficionados a los relojes más puristas suelen preferir este tipo por la complejidad de su mecanismo. De alguna manera, es como si se tratara de un ser vivo lo que llevas en tu muñeca. Y sí, va reduciendo su rendimiento con el paso del tiempo, ¿pero acaso no lo hacemos todos? Como ves, se trata de una relación más personal entre reloj y persona, no tanto complemento y dueño. Los verdaderos amantes de los relojes saben valorar el carácter y el interés que representa un reloj automático.

Sin embargo, los relojes de cuarzo también tienen sus ventajas y quienes prefieren una mayor precisión y agilidad a la hora de hacer revisiones y cambios, no deberían dudar.

A fin de cuentas, no se puede decir que un tipo de reloj sea mejor que otro, sino que simplemente has de buscar el que se adecúe más a tus preferencias y necesidades.

El reloj como pieza clave de tu look

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Una buena pieza de joyería siempre te hará lucir sofisticada y glamourosa, por ello, te decimos cómo combinarla para llevar tu look a otro nivel.

¿Quién se puede resistir a la bellleza de una pieza de alta relojería? ¡Nadie! Y si bien, una pieza como ésta podría ser suficiente como único atuendo para verte hermosa y sofisticada, es importante aprender a dominar el arte del estilo para combinar este accesorio como toda una experta.

Para lograrlo, y de la mano de grandes propuestas que conocimos en el Salón Internacional de Alta Relojería 2016, te presentamos las diferentes opciones que harán de tu reloj la pieza clave de tu look y de tu estilo.

PARA UNA CITA
¡Y no hablamos de cualquier encuentro! Sorprenderás a tu date (y a cualquiera que esté a tu lado) si llevas un reloj de finas líneas que resalte tu femeneidad y tu clase.

Un vestido romántico con detalles de listones y encaje, será el lienzo perfecto para lucir sofisticada, Apuesta por un reloj de brillo sutil, pero poderoso como el Première de Chanel.

PARA UNA GIRLS NIGHT OUT
Si estás lista para disfrutar de tus amigas, elige un look moderno y elegante. ¿Cómo? Mezclando diferentes texturas.

El tweed y una t-shirt son básicos para lucir perfecta, pero si no quieres perder el toque de elegancia que siempre te caracteriza, un reloj de cerámica y oro blanco de 18 kilates como el J12 Haute Joaillerie de Chanel llevará tu look a otro nivel.

PARA UN OUTFIT CASUAL
Para disfrutar al máximo de todos tus eventos siempre debes estar preparada con un look cómodo, pero muy sofisticado. Recuerda que lo casual no está peleado con los glamouroso.

Combina la comodidad de tus jeans favoritos con un saco que tenga un diseño statement. No olvides un reloj deportivo en color complementario para hacer el ‘match perfecto’.

PARA UNA GALA
Dicen que lo diamentes son los mejores amigos de las mujeres y, ¡es cierto! Por ello, si vas a asistir a un evento de gala, no necesitas nada más que un reloj con un diseño único con incrustaciones de diamantes para verte fantástica.

Un vestido minimalista y monocromático son el complemento perfecto para brillar toda la noche.

Vía: glamour.mx[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

¿Como llevar tu reloj?

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Parece muy simple responder a esta pregunta, pero hay ciertas consideraciones que hay que observar al llevar un reloj en la muñeca. Especialmente si tenemos cierto aprecio por estas pequeñas maravillas mecánicas, en otros tiempos indispensables y que ahora son toda una declaración de estilo.

Mayormente, cómo portar un reloj es cuestión de preferencias personal. Sin embargo, hay detalles interesantes y recomendaciones generales que vale la pena conocer.

¿Mano derecha o mano izquierda?

El reloj de pulso fue inventado por Patek Philippe en 1868 y era una pieza para dama. El primer reloj de pulso exitoso fue el creado por Louis Cartier en 1904 para el pionero brasileño de la aviación Alberto Santos Dumont; este reloj fue bautizado como Santos y permanece como colección en la gama de la firma Cartier .

Lo lógico era usar la mano dominante para ajustar y darle cuerda al reloj (la cuerda automática aún estaba por inventarse). Como la gran mayoría de las personas son diestras, era normal usar esa mano para darle cuerda al reloj de pulso.

Con el advenimiento del reloj automático ya no era necesario darle cuerda, pero la convención de llevar la corona a la derecha permaneció en el mundo relojero hasta nuestros días. Salvo algunas excepciones, particularmente en relojes de buceo.

Llevar el reloj en la mano derecha no presenta mayor problema actualmente, salvo que hay que retirarlo para ajustar la hora. Para las personas zurdas resulta más confortable de esta forma al ser su mano derecha la no-dominante.

Al llevar relojes muy grandes, la mano derecha puede resultar más confortable si se usa muy hacia abajo. De ese modo la corona no se encaja en la mano, ni causa incomodidad.

Sólo hay que tener en cuenta que llevar el reloj en la mano dominante puede causarle mas daños al mismo, en forma de rayones y golpes.


¿Por arriba o por abajo?

Ya no es muy frecuente llevar el reloj por debajo de la muñeca. Lo cual es muy sensato, ya que de ese modo es imposible mantener el reloj impecable porque en esa posición recibe toda clase de golpes contra la mesa o el escritorio al hacer los movimientos normales (si eres uno de esos jefes iracundos que dan manotazos en la mesa, pues con más razón).

Además, niega por completo la posibilidad de lucir nuestra hermosa pieza de relojería ante el mundo. Conclusión, hay que llevarlo por arriba, a menos de que disfrutes maltratando gratuitamente una hermosa máquina.

¿Demasiado grande o pequeño?

La tendencia hacia los relojes de tamaño extragrande (mayores a 44 mm) ya está pasando, pero en algunos casos es parte del estilo de la marca o del reloj que se prefiera. Por lo general, los relojes deportivos tienden a ser más grandes.

Para que no se vea como que portamos un reloj de cocina en la muñeca, hay que procurar que las asas para la correa no excedan el ancho de la muñeca. Hay que conocer nuestros límites, de modo que el reloj se vea bien y sea cómodo de usar.

Por otro lado, si tenemos muñecas como las de Arnold Schwarzenegger, un reloj de 40 mm o menos de diámetro se verá como si fuera el de la señora de la casa. Proporción es el nombre del juego.


¿Correa o brazalete?

Esta es mayormente una cuestión de estilo o preferencia personal; pero por otro lado, hay relojes que lucen mejor con brazalete metálico (una buena parte de los de corte deportivo) y otros pensados para llevar correa de piel o de caucho.

En caso de que el reloj en cuestión luzca bien de ambas formas, vale la pena pensar en la estación del año y el clima. Cuando hace frío, la correa de piel o caucho es mas confortable y suave, mientras el brazalete metálico tiende a enfriarse con el viento y eso lo hace un poco más incómodo de llevar. Pero cuando hace calor o mucha humedad, el brazalete de metal respira mejor y evapora la humedad; la correa de piel se humedece demasiado y puede llegar a dañar el material y a producir olores desagradables. En el caso del caucho, este es muy resistente pero puede ocasionar demasiada transpiración.

Aunque se lleve un buen brazalete metálico, vale la pena lavarlo de vez en cuando en el chorro de la llave con un poco de jabón neutro y un cepillo de dientes viejo para eliminar la suciedad que se acumula.

Vía: lifeandstyle[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]